jueves, 16 de septiembre de 2010

Fases del Brainstorming

Para conseguir que tus sesiones de Brainstorming sean un éxito, además de respetar los principios básicos de esta técnica debemos seguir una serie de pasos que a continuación os presentamos:

1. Explicación de los principios: Al principio de la sesión, el director de grupo será el encargado de “romper el hielo”, digamos que para “centrar” a los participantes de la sesión, y explicar a todos los miembros del grupo creativo y los principios básicos del Brainstorming.

2. Preparación / Precalentamiento: Esta fase puede resultar interesante sobre todo para aquellas personas que no estén acostumbradas a trabajar con esta técnica y sus principios básicos. El director pone en rodaje al grupo planteando un problema secundario, no necesariamente relacionado con el que estemos trabajando para ir “despertando” nuestras neuronas.

3. Orientación al problema / Análisis / Planteamiento del problema: En estas primeras fases, el director tampoco puede olvidar dar una primera orientación y acercamiento al problema, explicando en qué consiste, posibles causas que se hayan identificado, situación de partida, historia del problema, etc. Esto nos permitirá ir enfocando desde el principio a todos los integrantes del equipo en el problema e ir buscando posibles soluciones.

4. Producción de ideas: Esta fase es clave. Debemos buscar en todo momento producir cuantas más ideas sea posible. Pensad que las mejores ideas aparecen tarde, porque las primeras respuestas y soluciones que solemos dar a los problemas son las más lógicas y predecibles. Además, el director deberá animar al grupo a no dejar de producir ideas especialmente en momentos en los que parece que el grupo se bloquea o está algo cansado. Para ello puede utilizar frases de apoyo como “venga, que más se nos ocurre… qué más podemos decir… más, más”. También puede replantear o reenfocar el problema en nuevas direcciones (cambiar tamaño, color, etc.), o que el secretario relea algunas de las ideas para dar un descanso al equipo y de paso esas ideas que han salido despierten otras nuevas. No existe un número de ideas estándar que podamos considerar como suficiente, dependerá del tipo de problema, grupo, etc. pero recordad siempre que cuantas más ideas sea posible generar mucho mejor.

5. Clausura de reunión: Una vez que termina lo que es la producción de ideas, el director las recopila todas, y clausura la reunión agradeciendo a todo el grupo su participación.

6. Incorporar ideas después de la reunión: Casi siempre ocurre que después de la reunión, a los participantes se les ocurren nuevas ideas que en el momento justo de la sesión de brainstorming no se les ocurrieron. Esas ideas es importante también recogerlas porque también pueden servirnos.

7. Clasificación de ideas por categorías: Cuando ya tenemos todas las ideas juntas, es momento de clasificarlas y agruparlas por categorías, para trabajar con ellas de forma más fácil y sencilla.

8. Selección de ideas: Como es lógico, no todas las ideas que surjan nos van a ser de utilidad. Por eso tendremos que clasificarlas y ordenarlas en base a una serie de criterios que definamos. Si tenemos muchas ideas, una manera de hacer un primer filtro es ir seleccionando una idea que nos valga y otra que desechemos. También podemos establecer algún tipo de ranking de puntuación.

9. Presentación de ideas seleccionadas: Después de clasificar y seleccionar las ideas principales, se presentan las elegidas para tomar la decisión final.

Como veis, la técnica del Brainstorming es mucho más que el mero hecho de juntarse unas cuantas personas y empezar a pensar en posibles soluciones a un problema o un tema. Tiene una serie de principios y roles dentro del equipo creativo y fases que es importante que respetemos si queremos sacarle el máximo partido a esta técnica.

Otros artículos relacionados >>

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada